EXPLORACIÓN DEL INCONSCIENTE

Terapia Regresiva

TRAE EL CONSCIENTE AQUELLO QUE AFECTA TU VIDA PRESENTE

 

Desbloquea y libera emociones reprimidas, comprende y sana conflictos mediante diversos recursos terapéuticos que se aplican según la persona y la necesidad sobre aquello que necesite ser reajustado y armonizado.

 El foco principal es dirigido al DARSE CUENTA, LA COMPRENSIÓN y LA EXPANSIÓN DE CONCIENCIA.

* Las consultas tienen una duración aproximada de  2 1/2 horas   

 

Se estima que es el tiempo óptimo para trabajar con esta terapia.

 

- Incluye entrevista previa.

 

* Se ofrece opcionalmente el acompañamiento psicoterapeútico posterior.

 

 

El Terapeuta de Hipnosis Regresiva utiliza su intuición y su actitud empática para facilitar el proceso, acompaña el viaje utilizando diversos recursos manteniéndose pendiente de lo que la persona experimenta en ese estado.

Actúa de guía para empujarle a entrar en esos espacios de contenidos reprimidos inconscientes.

 

Es importante el diálogo terapéutico y para ello la atención plena, la conexión con la persona que deposita la confianza para la sesión, la escucha y la observación de cualquier indicio que pueda ser relevante para ayudar en el proceso por eso son importantes la entrevista previa y los testajes. 

 

Senda presenta el viaje como un baño amoroso y respetuoso, donde el mayor objetivo es contribuir a que la persona comprenda el origen de lo que se interfiere en el momento presente y haga las conexiones oportunas una vez liberadas las emociones reprimidas. No se trata tanto de revivir lo dramático, sino de verlo como observador para obtener respuestas, para encontrar un sentido.

 

 

A diferencia de otras técnicas de psicoterapia, que necesitan de años, la hipnosis regresiva genera cambios desde el primer momento. Los movimientos internos son a largo plazo y se extienden más allá de la sesión en camilla. Pudiendo llegar información incluso en sueños una vez que el inconsciente se activa. 

 

Es el propio individuo el que irá descubriendo y atando cabos dentro de su historia personal sobre aquellos aspectos sepultados que le impedían "avanzar" así como el que irá tomando conciencia de los cambios y recursos que necesita potenciar, ya que las respuestas siempre están en el interior.

 

Requiere el compromiso y apertura de la persona y en ocasiones dependiendo de los contenidos destapados luego precisa de un acompañamiento más sostenido de psicoterapia.

 

Es una excelente herramienta para el crecimiento, ya que nos permite ampliar el campo de conciencia y plantarse nuevos objetivos, tener acceso a información o conectar con la misión de vida, en definitiva saber para qué estamos aquí, qué hemos venido a resolver, cual es el aprendizaje y cuales son nuestras capacidades para llevarlo a cabo.

 

Es la terapia del alma.  Un viaje hacia dentro donde se busca encontrar las raíces profundas localizando la herida nuclear para poder asistirla y repararla, "regresando" al momento traumático (de ahí el término al que se elude). 

Al entrar la persona en un estado expandido de conciencia ninguna sesión es igual y hay todo un abanico de vivencias diferentes.

 

Cabe aclarar que estar en hipnosis NO es estar dormido, si no en un estado alterado de conciencia. Uno es consciente de todo lo que sucede. NUNCA PIERDE LA CONCIENCIA, dialoga permanentemente con el terapeuta y no recibe “órdenes”, si no invitaciones a la indagación.

 

Cuando algo se pierde, se debe buscar donde se perdió. Hay muchas sesiones en las que la persona encuentra las causas de los traumas en hechos de la vida actual, incluyendo los momentos fetales en el útero materno y en otras ocasiones hay sesiones en las que el paciente entra en un profundo estado hipnótico y encuentra respuestas en vidas pasadas (imaginarias o reales; cada cual sacará sus conclusiones según sus propias creencias). La profundidad del estado hipnótico depende del paciente y su disposición o sus resistencias.

 

No es necesario ninguna creencia. En el caso de revivir una supuesta vida pasada (simultánea desde la visión de la Física Cuántica) puede ésta interpretarse como una metáfora del inconsciente que pretende hacernos llegar de ese modo un mensaje significativo que atender. Lo que aflora se abre paso para ser visto y atendido independientemente de las creencias propias

 

El enfoque de la terapia en Senda es terapéutico más que en el simple "cotilleo cósmico". 

 

 

El número de sesiones depende de cada persona y lo que requiera ser trabajado.

 

* Entre 1 y 3 espaciandolas para integrar lo vivido sería un número óptimo.

       Explora, Revive, y Repara....

© 2020 TODOS LOS DERECHOS PROTEGIDOS